Credo de la civilización occidental. E. Gombrich.

El famoso historiador del arte Ernst Gombrich (Viena, 1909 – Londres, 2001) es un clásico del que muchos hablan, pero que quizás no tantos han leído. Eso le pasaba hasta al propio Gombrich, que a los 60 años de edad no había leído El Quijote, aunque hablaba de él.

Gombrich pertenece a esa ola de intelectuales centroeuropeos en la diáspora por el advenimiento del nazismo. Esta circunstancia es fundamental para entender sur desarrollo intelectual; Gombrich es un individualista que abjura de los sistemas cerrados; el hegelianismo es su “bête noire“, pues para él había acabado generando la ideología del nazismo.

Ernst Gombrich en 1936, en la época en la que recaló en Inglaterra.
Ernst Gombrich en 1936, en la época en la que llegó a Inglaterra huyendo del nazismo.

En su conferencia “La historia del arte y las ciencias sociales” dada Oxford a finales de los años 60 y recogida en su libro “Breve historia de la cultura” (In search of Cultural History) un poco más tarde, se preocupa por la especialización en las universidades en detrimento del conocimiento general. Fascinado Gombrich por cómo muchas religiones, y en especial la católica, recogen de forma sencilla todos sus dogmas para los creyentes, escribe este Credo de la cultura occidental que reza así:

“Pertenezco a la civilización occidental, nacida en Grecia en el primer milenio a.C. La crearon poetas, filósofos, artistas, historiadores y científicos que examinaron libremente los mitos y tradiciones anteriores del antiguo Oriente. Floreció en Atenas en el siglo V, pasó a Oriente con las conquistas macedonias del siglo cuarto y en el I a extensas zonas de Europa y del norte de África gracias a la expansión de los romanos, que hablaban latín. 

El cristianismo que surgió entre los judíos de Palestina y se extendió por todo el mundo de habla latina y griega en los siglos II y III después de Cristo, la transformó. Sobrevivió al colapso del Imperio Romano producido por la presión de las tribus germánicas en el siglo V, pues las Iglesias romana y griega preservaron parte de su organización, su literatura y su arte durante la llamada Edad Media, época en que la mayoría de los señores feudales y de sus siervos eran analfabetos. Empezó a florecer de nuevo en los siglos XII y XIII, cuando el estilo de arquitectura gótico se difundió por Europa a partir de Francia y las universidades de Francia, Italia e Inglaterra, que estaban entonces desarrollándose, adquirieron nuevos conocimientos de la ciencia y la cultura griegas mediante las traducciones hechas por árabes mahometanos que habían penetrado en España por el norte de África. También transmitieron éstos los números arábigos, procedentes de la India, y el papel, la pólvora y la brújula, procedentes de China, con lo que contribuyeron a la emancipación de las ciudades mercantiles de la Italia de los siglos XIV y XV, emancipación que fomentó la recuperación de la literatura, el arte y los estilos arquitectónicos griegos y latinos denominada Renacimiento. Su nueva cultura se difundió por medio de la imprenta que inauguró la Edad Moderna y preparó el terreno para la Reforma, la cual dividió en dos a la Europa del siglo XVI, al tiempo que los viajes de exploración produjeron las conquistas y colonias portuguesas, españolas e inglesas allende los mares.

Quedó transformada una vez más en aquella época por la fe en el progreso del conocimiento humano, ejemplificada en las teorías matemáticas de la ciencia experimental creada en Italia y desarrollada en los Países Bajos y en la Inglaterra protestante del siglo XVII, países a partir de los cuales los ideales de racionalismo y tolerancia se difundieron hasta el Continente. De aquella forma dispuso de medios para sobrevivir al rápido aumento de población que facilitó la Revolución Industrial, la cual produjo el colonialismo del siglo XIX, la extensión de la instrucción y los movimientos de masas socialistas y nacionalistas. En el siglo XX ha transformado y puesto en peligro de desaparición la mayoría de las culturas del globo, que ha encogido gracias a la invención de la aviación. Espero que exista un siglo XXI. Amén.”

@Villaumbrosa

Anuncios
Credo de la civilización occidental. E. Gombrich.

Un comentario en “Credo de la civilización occidental. E. Gombrich.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s